las contradicciones del ser humano, digo del mercado financiero

Paseando por el mercado de futuros y opciones, en España MEFF, he “descubierto” alguna nueva contradicción del mercado financiero. Y es que a la posibilidad inverosímil pero cierta de vender lo no comprado, (recordad, el post un borracho se ha colado en los mercados), con opciones de venta (posición al descubierto), y la posibilidad de vender para cerrar esa posición sin previa compra de ningún activo, sólo de la opción de venta, se une la “realidad” de las cotizaciones nerviosas de los activos y sus derivados.

Las contradicciones del ser humano, nos suelen provocar problemas de autoconvivencia con nosotros mismos, pues en la bolsa cúal valores personificados, también sufren en silencio estas contradicciones los valores y por extensión los inversores. Y la contradicción, es que las predicciones de cotización a futuro de los activos subyacentes, tiene un recorrido extenso. La contradicción está servida: un valor cotiza a X y las opciones que apuestas por subida del valor en el tiempo futuro (sería x+1) sin embargo cotizan al mismo tiempo por valores por debajo de X (X-1), cuando su esencia es apostar por subidas. ¿Cómo entendemos esta nueva contradicción del mercado financiero?.  Es cierto que esta característica anómala, afecta a las que son de estilo americano (que se pueden ejecutar, o lo que es lo mismo se pueden liquidar por compensación antes del vencimiento).En las de estilo europeo que son aquellas en las cuáles se liquida al vencimiento de la fecha futura, este efecto perverso se diluye.

Un Ejemplo: IBERDROLA cotiza a 3,09 y la cotización OPCION CALL a 3 euros la podemos comprar por 0,1 euro por contrato. Sin despeinarnos el ser humano apuesta por la subida, pero con un precio menor que el de cotización actual.El vencimiento es el 15 de Junio de 2012. Pero más allá podemos ir, si sólo cambiamos la fecha al 15 de Diciembre , el precio de la apuesta esquizofrénica que hacemos nos cuesta una prima de 0,28 euros por contrato.

Este análisis para apuestas a la baja de los valores (OPCION PUT) es válido y podemos comprar con cierta alegría opciones PUT con un precio de ejercicio superior  en el vencimiento, a la cotización spot (al contado). Si lo razonamos volvemos a encontrar una nueva contradicción del ser humano: un producto que apuesta por la caída en el precio de un valor, y sin embargo lo hace apostando en el vencimiento por un precio superior al contado.

El ejemplo sería: El banco Santander cotiza al contado en 4,32 euros, y sin embargo hay la posibilidad de comprar una opción de venta (PUT) con un precio de ejercicio 5,13 el día 15 de Junio 2012 pagando una prima de 0,69. ¿Algún ser humano entiende este mecanismo alterado?. No debería autoeliminarse del mercado automáticamente, las opciones a vencimiento que incurran  en estas contradicciones según evolucione el mercado. Al final la extinción de opciones que incurren en estas contradicciones tendría el mismo efecto que si no se acierta la apuesta: la pérdida de la prima pagada.