La champions league europea: 28 países

En Europa los países “compiten” en su diversidad socio-económica. Es una unión forzada por interés económico más que por afinidad ideológica, cultural, ambiental, del “hipócrita” concepto que gobierna la Unión Europea: la integración (falsa y de mentira) de la diversidad. Una verdadera integración acaba con la soberanía nacional de facto, y hubiese creado un macro-estado de 450 millones de habitantes, con los ciudadanos de los 28 estados miembros.

Para suplir esta carencia de unión política se “palía” con una unión económica entorno a una moneda común y unos fondos comunes: entre ellos el fondo de cohesión, que así llamado “despista” sobre su función ya que no cohesiona Europa, sólo subvenciona proyectos “integradores”. El euro es usado por 338,6 millones de europeos.

Los países que conforman esta “champions” europea son 28 y los países del euro son 19 tras la última incorporación de Lituania a comienzo de 2015:

Los países miembros de UE: 28

Mapa de los países del Euro:19

Los intereses comunes del dinero (poderoso caballero como diría Quevedo), acaba con las ideas y los valores intangibles de la “vieja” solidaridad europea de Monnet y Schumann . Así de pragmática es  la Unión Europea, y las diferencias se reflejan en los diferentes termómetros de las relaciones europeas. Os presento algunos indicadores de “esta mezcolanza” que es Europa. Las divergencias son enormes entre los países,pero los “equilibrios” europeos penden de un hilo, como se ha visto en la crisis griega.

La Balanza de Pagos mide la competitividad de cada país en términos internacionales. Os presento el desempeño de los países los primeros 5 meses del 2015. Se observa que los países con más tirón exportador son Alemania (con gran diferencia respecto a los demás), de hecho más que duplica, las exportaciones del segundo: Holanda, seguido por Francia, Reino Unido e Italia.

Hay que destacar el fuerte crecimiento exportador de países de sureste europeo (Mediterráneo e islas del Adriático), más competitivos en costes como Rumanía, Bulgaria, Croacia, Chipre o Malta, República Checa, Eslovaquia. La des-localización, una consecuencia de la “falta de armonía” en la UE, provoca que los costes más bajos traslade factorías productivas a estos países. Los costes no son homogéneos en la UE y esto afecta a países como Finlandia o Suecia como niveles de renta y poder adquisitivo más altos, lo que encarece sus productos en el mercado, y les resta competitividad en Europa (por eso están congeladas sus tasas de crecimiento exportador). A cambio son productos de alto valor añadido, basado en su modelo económico tecnológico y de ingeniería en telecomunicaciones.

Un caso específico es el Reino Unido que tiene una estructura económica basada en servicios financieros, donde los costes no son relevantes en la decisiones de los “importadores” y su competitividad se centra en la rentabilidad financiera del negocio. Por eso crece con fuerza sus exportaciones, a pesar de tener una renta per cápita alta y estar fuera del euro. La competitividad del negocio financiero se basa en la rentabilidad que el producto ofrece al inversor y no el coste del producto, como sí ocurre en mercados industriales y de consumo. Recordamos en este punto el gran volumen de negocio financiero que existe en los mercados, muy superior a la economía real, de lo que “se aprovecha” la city londinense.

Balanza de pagos Enero-Mayo 2015
Balanza de pagos Países UE: Enero-Mayo 2015

Añado el desempeño español de los últimos tres años de la balanza de pagos española, donde el superávit comercial es un hecho como se observa en el siguiente link.

Vemos como el superávit español, era incipiente en 2012 (2.260 millones de euros), ascendió a 21.965 millones de euros en 2013, y retrocedió en 2014 hasta los 12.825 millones de euros. Las principales fuentes de este superávit es la balanza por cuenta corriente (turismo aporta una gran parte de este superávit comercial). Aporta la balanza por cuenta corriente un 66,66% del superávit de la balanza de pagos. Éstas operaciones de capital explican el 33,33% aproximadamente de los saldos positivos de la balanza de pagos en 2013 y 2014, y se atribuye a la financiación que hace España al Exterior, sea de alto riesgo o no, sea i-líquida o no, sea en deuda pública con alta o baja solvencia (países del Sur de Europa como Portugal, Grecia, Italia, Malta, Chipre).  ¡¡Precaución por lo tanto con el saldo de la cuenta de capital!! que mejora la “apariencia”de la balanza de pagos española en un tercio del saldo total positivo.

La balanza de pagos española en 2012,2013,2014

La balanza de pagos “geográfica” por países de la UE, que clasifica por tramos a los países en función de su crecimiento en saldo, la presento en la siguiente imagen muy “impresionista”. En este caso selecciona una parte de la balanza de pagos, la balanza por cuenta corriente.

los incrementos de saldos en la balanza de pagos

A continuación os muestro otro “termómetro” europeo, el endeudamiento en porcentaje sobre el PIB. Aquí España está a la cabeza junto Italia, Grecia, Irlanda con más del 100% sobre el PIB. Los países más saneados oscilan entre un 40% y un 50% del PIB como Suecia, Rumanía, Polonia, República Checa o Slovakia. Alemania se sitúa en un punto intermedio con una deuda del 75% PIB. Una economía exportadora como la alemana tiene una “sostenibilidad” y “robustez”, que da confianza a los mercados financieros, con un nivel de deuda razonable y contenida, para su nivel de desarrollo muy por encima del resto de la UE. La verdadera consolidación presupuestaria es ésta, la deuda pública, y no el déficit como se ha presentado en anteriores post.

La deuda pública en %PIB por países UE

Otro termómetro es el PIB en paridad de poder adquisitivo. La paridad de poder adquisitivo trata de medir y corregir la desigualdad en precios de los productos y/o del tipo de cambio en el caso de países fuera del euro, y así poder comparar a igualdad de precios el PIB per capita de cada país. En este caso el nivel de referencia será el nivel de precios medio de los países de la UE (28). Si un país que transforma su PIB a precios de referencia (PPA) está por debajo de la media, querrá decir que su inflación es más alta que la media europea, y viceversa.  Intuitivamente describimos así el PIB PPA. En este indicador España no sale bien parado, en términos de PIB e inflación. España se encuentra por debajo de la media europea (de los 28) representado por el valor 100. España está en el tramo del 61-101% lo cual nos dice que el PIB por habitante es menor y la inflación mayor a la media de la UE. Países como Francia, Suecia o Finlandia está en el tramo del 101-142% por encima de la media europea. Luxemburgo es el país con el mayor PIB en PPA. Se calcula este indicador en términos per capita(por habitante). El caso de luxemburgo el PIB PPA no se explica por el factor precios, sino por el factor producción, ya que como el Reino Unido, tiene naturaleza de país de servicios financieros con altísima productividad proveniente de sus productos financieros “milagrosos”.

el PIB en paridad de poder adquisitivo

El siguiente termómetro tiene naturaleza social, y mide la población por países en riesgo de exclusión social. Este gráfico se “conecta” más adelante con información sobre el mercado laboral por países UE. España tiene una población en riesgo de exclusión social mayor que la UE. España tiene entre un 25% y un 40% en riesgo de exclusión, en gran medida provocado por la inestabilidad del mercado laboral español como se va a indicar posteriormente. Países emergentes como Rumanía, Hungría, Bulgaria son países con los mayores ratios de desigualdad y marginalidad en la UE, a pesar de su crecimiento exportador. Las políticas de redistribución deben ser implementadas en estos países para reducir la desigualdad y crear una clase media “vapuleada” en países con más solera, como España, Italia, Portugal.

la población en riesgo de exclusión social por países de UE
la población en riesgo de exclusión social por países de UE

El mercado laboral es el causante del efecto arriba visto sobre la situación social en los países más depauperados del sur de Europa, entre ellos España. Por ello en una regresión el desempleo sería una variable significativa para explicar los datos relativos a la población en riesgo de exclusión social. La tasa de desempleo en España es el 24,5% a finales del 2014 incrementándose en una década en un 13% (se situaba en el 11% en 2004). Esto demuestra el fracaso de la política española en materia de empleo: políticas activas y pasivas.

En cambio hay países que han permanecido “impasibles” y “estables” durante y tras la crisis con unas tasas de desempleo bajísimas estables en el tiempo. Es el caso de Holanda, Austria, Luxemburgo y Alemania (que incluso ha bajado su tasa de desempleo en la última década un 4,7% hasta el 5%). Políticos sobre-valorados españoles¿Os acordáis?. Sus colegas europeos austriacos, alemanes, luxemburgueses, finlandeses, británicos, suecos y holandeses les sacan los colores en materia de empleo: eficacia de países centro europeos frente a ineficacia española.

Hay países con bajas tasas de paro pero es a costa de unas paupérrimas condiciones laborales como es el caso de Rumanía, Bulgaria o Malta donde el modelo laboral low-cost ha favorecido la externalización de producción/deslocalización de empresas a estos países emergentes. Recordemos que estos países encabezan los rankings de desigualdad, a pesar de su bajo desempleo, y eso es debido a la política de rentas de estos países no re-distributivas, en términos de justicia social como sea un salario mínimo inter-profesional digno y creciente que mejore el poder adquisitivo y la capacidad de ahorro de los trabajadores de aquellos países.

tasas de desempleo en países UE. Su evolución hasta 2014
tasas de desempleo en países UE. Su evolución hasta 2014

Las claves laborales de los países con menos tasas de desempleo son varias: la cualificación en algunos modelos laborales como los países bálticos, y la generalización del tiempo parcial (política de reparto del empleo) en países centro europeos como Holanda (país netamente exportador como demuestra la estadística que hemos visto anteriormente). La tasa de desempleo media europea es del 10,4%. España gravita “en otra órbita”,años luz de este objetivo, a pesar de la pequeña mejora que ha bajado la tasa al 22,5% por ciento tras el primer semestre de 2015. Recordad el post que hablaba sobre “la EPA del segundo trimestre 2015”.

Presento la evolución del desempleo durante 2015 en el siguiente gráfico “impresionista” que muestra “las vergüenzas”españolas en materia de desempleo. España encabeza el ranking de desempleo tras Grecia. La media del desempleo europea ha bajado hasta el 9,8%, una cifra que España ni imagina ni  osa pedir “en sus mejores augurios navideños” cuando empieza un nuevo año.

2015: comparativa europea

Los países con bajas tasas de desempleo tienen en general una característica diferenciadora: el masivo reparto del empleo. ¿qué quiere decir? El empleo es concebido como una herramienta de igualdad social y para ello se reparte un empleo creando varios empleos parciales.

El caso de Holanda, Belgica y Alemania y Austria es paradigmático: tiene una tasa de desempleo muy baja, una gran capacidad exportadora, y una tasa de empleo parcial altísima (la mitad de sus trabajadores lo hacen a tiempo parcial en Holanda y la cuarta parte en Alemania, Austria y Bélgica). Esta cultura laboral del empleo parcial es aplicada también en países como Suecia, Dinamarca y Reino Unido, los otros grandes motores europeos.

¿Entonces el reparto del empleo es la clave para la sostenibilidad de la economía y un crecimiento estable del empleo, que no dependa del ciclo económico?. La significación de esta variable (trabajo a tiempo parcial) puede dar la clave de la competitividad y la sostenibilidad del crecimiento económico, y la menor dependencia al ciclo económico de nuestro mercado laboral (español).

En cambio hay países de Europa sin una escasa cultura de empleo parcial como es la República Checa, Hungría, Eslovaquia, Croacia, Rumanía, Bulgaria, Estonia y Polonia,que sin embargo ha crecido en facturación y pedidos en 2014, caso de Rumanía y la República Checa, y algunos de ellos también han mejorado su desempeño exportador.¿cuáles son las claves en este modelo laboral característicos de los países eslavos de la UE?.La competitividad en forma de salarios bajos a jornada completa. Es el modelo de deslocalización de factorías industriales. El caso de la República Checa debería ser estudiado por la baja tasa de desempleo y su escasa introducción del contrato parcial. 

Ya os decía que Europa es una mezcolanza de difícil comprensión, por las diferencias abismales en cualquier variable que midamos, sin ninguna afinidad cultural, social, económica entre algunos de los países miembros.Ha quedado constatado que la “afinidad”de intereses entre países eslavos y países centro-europeos en materia de empleo es inexistente.

España está por debajo de la media en contratación parcial europea pero a escasa diferencia. Parece que en España la contratación laboral parcial no reduce significativamente el desempleo como en los países centro-europeos. ¿Será debido a un error de diseño de los contratos laborales parciales? ¿No se han estudiado los  políticos españoles cómo se confeccionan los contratos parciales en los países de menor tasa de desempleo?. ¿La remuneración de estos contratos parciales son mayores o inferiores a la media de los contratos parciales españoles?. Todas estas preguntas marcan la diferencia entre un modelo laboral con baja tasa de desempleo, y un modelo laboral con una alta tasa de desempleo y deben ser respondidas en forma de medidas eficaces, y no en forma de medidas despilfarradoras en políticas formativas estériles (políticas activas)que no han aumentado el empleo y sí la deuda del país, aunque en su mayor parte se financian desde Europa (fondo social europeo).

Vemos el siguiente gráfico revelador de la estructura de los mercados laborales de cada país.

El empleo parcial en la UE: diferencias significativas entre países

La tasa de ocupados es mayor en países con más contrato parcial, lo cual refuerza la tesis “benefactora” de esta política. Vemos como Alemania, Suecia, Austria, Holanda encabezan las tasa de ocupación en Europa con niveles del 75%. Aunque también países como República Checa tiene un alto nivel de ocupación y una tasa de contratación parcial muy baja, además de un bajo endeudamiento público. ¿Habría que estudiar las características del modelo checo?.

España ocupa los últimos lugares junto a Italia, Croacia y Grecia. En general los países que tienen más cultura de trabajo parcial son países con más tasa de empleo y menos tasa de desempleo, aunque con algunas excepciones como la República Checa, como hemos dicho, con poca cultura de trabajo parcial pero baja tasa de desempleo. Este es un modelo a estudiar: el modelo checo.

Aunque para España es más factible reducir la tasa de desempleo a partir de empleo parcial, en estructuras de empleo hasta ahora ocupadas por el empleo a jornada completa, como hacen en centro europa, países competitivos, exportadores, con salarios medio-altos (el SMI es sensiblemente mayor en Alemania que en España) que garantice un poder de compra a los ciudadanos, con menos horas de trabajo.

la tasa de ocupacion/empleo por países

A su vez el causante del desempleo es la caída de facturación de las empresas por su alto endeudamiento, y el colapso de financiación que se produjo en los mercados a partir de la crisis de Lehman Brothers allá por 2007 y las crisis de deuda soberana desde 2008 hasta 2013, que puso en jaque las economías desarrolladas y las sostenibilidad del sistema financiero. La crisis de desconfianza fue la consecuencia de la inestabilidad financiera, y la caída de las ventas empresariales masivas. Por ello muestro el siguiente gráfico donde se muestra la caída vertiginosa de pedidos y facturación en la economía europea, especialmente en 2009. Todo es medido por un índice cuya base 100, es el año 2010. El resto de años de la gráfica se mueve entorno a 100, es decir a niveles similares de facturación y pedidos a los existentes en 2010. Europa en términos generales no sufre tanto como España cuando el PIB cae ni tampoco crece tanto como España, cuando la economía crece. Los niveles de facturación y pedidos han crecido de manera moderada en la UE, en un contexto de recuperación del crecimiento económico.

Durante los años de crecimiento económico (desde 2000- hasta 2007) se observa la subida sostenida de los pedidos y facturación. Son también los mejores momentos del empleo en Europa y en España especialmente, cuando la tasa de desempleo era 13% inferior a la actual (22,5%) tal y como vimos anteriormente. España es un país pro-cíclico a diferencia de otros países europeos, con un mercado laboral que no depende tanto para su estabilidad y reducida tasa de desempleo, de un crecimiento del PIB.

la evolución de la facturación y los pedidos en la última década

Los datos que apoyan este gráfico son los siguientes:

la facturacion por años y paises de la UE
la facturacion por años y paises de la UE

Se observa un fuerte crecimiento de facturación de países como Irlanda, Rumanía y República Checa. España se mantiene en niveles de facturación de 2013, es decir congelada (apenas crece en 2014 un 0,6%). La UE tiene una ligera subida de 1,1% en 2014. Obsérvese la caída del 18% en la facturación de 2009. En el caso Irlandés ¿tendrá que ver su bajo impuesto de sociedades? y la armonización fiscal ¿para cuándo?. Las distorsiones fiscales también deberían medirse en igual esfuerzo fiscal para observar si el incremento de facturación es fruto de la competitividad de los productos, o de la desviación de negocios a un país “de baja tributación” como Irlanda. Recordad el post donde propongo un paraiso fiscal español, y el post que hablaba de las balanzas fiscales y el concepto de tributación homogénea en su cálculo.

La champions league europea ya está en juego como veis……..

Anuncios

La UE, matrimonio de conveniencia

Cuando nació el Euro, todos los países celebraban  la llegada de un nuevo miembro a la familia (un hijo fraternal) de la UE, y la buena nueva era pregonada en los mercados internacionales como el nacimiento de un proyecto matrimonial consolidado, estable, y sin fisuras. Eran los tiempos del Tratado de Maastricht, cuando los países se esforzaban, para poder entrar en el Euro, por cumplir los requisitos de deficit público inferior al 3% sobre el PIB nacional, la deuda pública  inferior al 60% sobre el PIB e incluso la inflación inferior al 3% en tasa interanual .El contexto económico era estable y el nacimiento del euro fue un alumbramiento concebido por obra y gracia de la UE.

La realidad idílica del matrimonio europeo, fue resquebrajada con los acontecimientos que desde el 2008, vienen sucediendo, y los países que contrajeron nupcias con el euro, se sienten traicionados, ofendidos, unos,y cansados y hartos de salvar a los débiles, otros.  

La extrema debilidad de los países que no gestionaron sus niveles de deuda privada, hace que ahora estén asfixiados por las exigencias de los países más prudentes en la gestión de su deuda privada (Alemania a la cabeza), y para financiar a los países debilitados, los países poderosos de la unión monetaria, les exigen condiciones onerosas en un contexto turbulento como el actual.

Los países debilitados por su situación interna, tienen desavenencias con los patriarcas del euro y consideran su comportamiento, una falta de lealtad de sus cónyuges más pudientes , Alemania y secuaces.

Las diferencias matrimoniales han surgido con la convulsión y la inestabilidad.

La excesiva ambición de los países germanófilos (casi podríamos decir que es un comportamiento borracho, embriagador), puede poner en peligro el matrimonio, el euro, por no solidarizarse con las economías más debilitadas y lejos de eso, exigirles sacrificios por interés (tipo de interés) que los países débiles deben pagar a los países poderosos del euro, si quieren que a Alemania le siga siendo conveniente este matrimonio, ha sido la política seguida desde la UE. 

La solidaridad interterritorial, se ha convertido en solidaridad intranacional, a Alemania  le viene bien que España pague el 7% por su bono a 10 años, puesto que obtienen por sus activos financieros un interés del 6% superior al coste de sus pasivos financieros (apenas un 1% Alemania paga por su deuda nacional, por su fortaleza industrial, económica y Yo diría más por su filosofía económica).

Los países débiles exigen Eurobonos pero Alemania dice que nones, que a su solidaridad intranacional le viene mal : el egoísmo interno alemán respecto a la deuda de países socios del Euro es su política, sin percatarse del hundimiento secular a la que va a condenar a Europa con su política de panza llena a costa de los débiles de la UE. El matrimonio se resquebraja: imprudencia de unos países y egoísmo de otros son los dos ingredientes para la supervivencia inestable del euro.

El juego de la silla: los tipos de cambio

Cuando fuimos al colegio, quién no ha jugado al juego de la silla , en el que siempre se quedaba alguien sin silla, y frustrado era eliminado del juego. Parece que las sillas deben ser ocupadas por cada moneda y su tipo de cambio y si no se deprecian,  quedan fuera del juego de la economía real basada en las ventas externas (economías exportadoras con mayores facilidades por una moneda local barata respecto al euro por ejemplo). Tanto Japón, China, y EE.UU luchan con quedarse con “su silla” , y sólo Europa se ha quedado sin silla con un Euro apreciado. Parece lógico pensar que las necesidades de financiación europeas derivadas de crecimiento modestos o nulos, hagan encontrar a Europa su silla, es decir una depreciación en el mercado del euro.

Es curioso observar, que los datos en euros del PIB de dos economías como EE.UU y Europa, han tenido un comportamiento en el crecimiento del PIB similar desde el 2003 -2010 si lo evaluamos en euros.  Posteriormente al 2003 han entrado en la UE, 8 países “sólamente” no excesivamente grandes del total de 27 países actuales.

Los paises del euro, han mantenido”mayor estabilidad” en su número de integrantes y también han mantenido un comportamiento en la evolución del PIB en términos de crecimiento en el periodo 03-10, similar al de EE.UU. La economía europea (U.E y sólo la perteneciente al euro) la americana,  han crecido en torno al 13% en este periodo. Los cálculos están hechos en euros,  con lo que el tipo de cambio para pasar PIB americano a euros, ha afectado al cálculo americano.

Y precisamente en este periodo , el dolar se ha depreciado un 30% , una variación sensiblemente superior al comportamiento del PIB, denominado en euros de ambas economías. Un tipo de cambio de 1,3 dolares /euro, hace que el PIB americano en dolares sea de 14 billones de dolares (billones en términos europeos, no americanos).Si el tipo de cambio euro/dolar, no hubiera depreciado tanto el dólar , la evolución del PIB EE.UU en Euros,  hubiere sido sensiblemente mejor. Y el ritmo de crecimiento americano del PIB entonces sería mucho más alto. Europa se habría quedado sin la silla, a pesar de que mejore las estadísticas europeas su apreciación.

Si probaramos con la paridad euro/dolar, el PIB americano sería de 14 billones de euros , y se mantendría por encima por encima de la UE, a pesar por la convergencia real entre Europa y EE.UU en parte por la incorporación de 8 países más a la UE en este periodo 03/10.

Los datos reales del 2010,  con el tipo de cambio vigente a esa fecha de 1,3 dolares/euro  , hace que Europa tenga un PIB superior a EE.UU: 12,27 billones de euros en europa y 10,9 billones de euros en EE.UU por efecto de la devaluación del dolar hasta niveles insoportables para la economía real de Europa.