El microscopio: la lente adecuada para analizar el PIB


El PIB nominal en España ha crecido en el 2º trimestre de 2015 según el INE en términos des-estacionalizados, en un 1% trimestral y un 3,1% en términos inter-anuales. Para su cálculo se ha “diseñado” un número índice con base en 2010.  Sin embargo si no des-estacionalizamos el dato del 2º trimestre, el PIB nominal inter-trimestral crece un 6,8%. Como se observa comparando, la tasa de crecimiento nominal del número índice con base en 2010 inter-trimestral (6,8%) y la tasa de crecimiento en términos des-estacionalizados inter-trimestral (1%), el crecimiento del PIB trimestral se debe al carácter estacional de la demanda por “el inicio del verano” al final del 2º trimestre.

El mismo dato de PIB nominal en términos absolutos (euros) nos da información diferente a la ya explicada cuando el PIB se mide en número índice. En euros el PIB ha crecido en términos inter-anuales un 3,9% y en términos inter-trimestrales un 6,6%. Si des-estacionalizamos la serie, el crecimiento inter-anual se queda en el 3,7% y el inter-trimestral en el 1,2%.

Cuando la diferencia entre la tasa de crecimiento inter-trimestral de datos absolutos es mínima respecto a la tasa de crecimiento inter-trimestral,  el crecimiento del PIB tiene un carácter de tendencia/estructural/consistente, y no un carácter temporal/estacional/débil (propio de países de sol y playa como España). La divergencia entre la tasa de crecimiento trimestral de datos absolutos, y la tasa de crecimiento trimestral de datos des-estacionalizados, delatan el carácter estacional de una economía.

La estacionalidad: su reflejo en el PIB

Siguiendo los datos de la serie de los dos primeros trimestres de 2015, el PIB nominal/corriente crece a un ritmo de 10.000 millones de euros por trimestre (40.000 millones anuales). Lo cual nos dice que a final de año estará en 1.098.469, un crecimiento nominal del 3,6%. Es una estimación muy primaria que nos da visión del desempeño al final de curso económico 2015. Recordamos en este punto, que el PIB en 2014, estaba por debajo de los niveles de 2008, como vimos en el post “la democracia suntuosa guiando al pueblo arruinado” y que en 2015 ya se rebasará (muy levemente) este umbral del PIB 2008, desde el cual empezó un ciclo económico de recesión y caída del PIB hasta la vuelta a la posición de salida: 2008.

Ahora bien parte del incremento se deberá a  la inflación generada en el 2015, que medimos con el deflactor del PIB. Este indicador nos lo “da el microscopio” “escudriñando” los datos del INE. Si se mantiene el deflactor en el 0,6% (deflactor al final del 2º trimestre de 2015), el PIB real/constante (una vez eliminado la inflación) habrá crecido en 2015, un:

Crecimiento real del PIB 2015 (estimado)= 1,036/1,006= 2,98%

PIB real/constante= 1.098.000 (miles de euros) /1,006= 1.091.000 (miles de euros)

El crecimiento real del PIB como se observa al final del año, estará rondando el 3% décima arriba/abajo, si se mantiene la dinámica de los dos primeros trimestres de 2015. La inflación está controlada por ello puesto que la diferencia entre el PIB nominal y el PIB real es moderada.

El PIB y su deflactor en el 2º trimestre 2015

Vemos a continuación una comparativa “al microscopio” donde ponemos la “lente” de aumento, en la inflación por países en la última década. He seleccionado para ello, información del Banco Mundial sobre países con híper-inflación (Venezuela, Sudán) y con baja inflación (España, Alemania), así como con la media europea (UE). España en el 2014 incluso presentó un deflactor del PIB negativo (-0,5), lo cual nos dice que los precios bajaron, y el crecimiento real fue amortiguado en parte, aunque muy levemente, por la caída de precios.

La tasa de inflación de países con híper-inflación oscila entre el 12%-40%. España está por debajo de la media europea en inflación, aunque a principio de la Década estaba por encima de la media comunitaria, como podéis ver en el gráfico. La hiper-inflación la podríamos definir como el “colesterol” de la Economía, que obstruye que el flujo sanguineo por espesor de los vasos capilares. Además tiene efectos perniciosos como la devaluación masiva de la moneda “con colésterol”, efecto riqueza ilusorio de la ciudadanía, encarecimiento de la financiación interior por subidas de tipos de interés que traten de contener la híper-inflación. Si tenéis curiosidad podéis probar a conocer la inflación de países como EE.UU, Rusia etc.

Comparación de la inflación por países en la última década

Evolución de la inflación en la última década por países con más inflación y menos inflación.

deflactor del PIB

La lupa del microscopio bien graduada y enfocada nos dice cosas de interés……..¡recordad que el colesterol se debe controlar!. ¿Pero el deflactor del PIB mide realmente la inflación real de una economía?……….Depende de lo que incluya la cesta de la compra y qué peso tiene en el presupuesto familiar. Por ejemplo un microscopio no sería un buen representante de cómo evoluciona o no los precios, por su carácter específico y especializado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s