La democracia (ostentosa) guiando al pueblo(arruinado)…………


Parafraseando a la ilustre obra de Delacroix del siglo XIX, el título “adaptado” está de rabiosa actualidad. Os presento ejemplos de la suntuosidad de la democracia. Como aperitivo el congreso y para finalizar el “menú” el parlamento autonómico. Una “ardua” labor de investigación y “alta cocina”. En el vértice de la pirámide la política, en la base el pueblo “desprotegido”. Leed entre líneas lo que expresa y nos dice el cuadro, al tema objeto del post.

La libertad guiando al pueblo

la suntuosidad de la política

De un tiempo a esta parte, se observa que la democracia va en declive, en caída libre y eso sólo es debido al falso poder omnipotente de la política, que bandea como puede los “colapsos y sobresaltos” de la economía. La prueba es que en el último decenio, la economía ha retrocedido y sucumbido, y la política se “ha arrodillado” sin soluciones creativas que los ciclos económicos, y las crisis sistémicas del capitalismo han provocado. Podríamos dividir la democracia en dos fases claramente diferenciadas:

1ª) Desarrollo de la democracia, de la economía nacional y del estado del bienestar, crecimiento sostenido en el largo plazo, de la renta per capita, infraestructura, desarrollo económico sólido basado en la industrialización de España. Desde 1978- hasta 2007)

2ª) Depauperización de la economía y la democracia fruto del sobre-endeudamiento público y privado, la caída de la actividad económica que pone “en  solfa” y a “prueba” la eficacia de la política, deterioro masivo del estado del bienestar en caída libre (dependencia, salud, educación, familia, marginalidad, desempleo, vivienda). Viene transcurriendo esta fase desde 2008- hasta 2020 durará. Hasta que no se pasen “los efectos alucinógenos” de la hipertrofia deudora española, la sociedad no “remontará el vuelo” y arrastrada por la “buena nueva” la política, que se adjudicará “filantrópicamente” el fin de la crisis sistémica, tras la “indigestión” de deuda. La deuda global española (pública+ privada) todavía es el 280% sobre el PIB a pesar de la caída sostenida del endeudamiento en el último quinquenio.

Frente a esto la política no aporta soluciones, demuestra su incapacidad para solucionar los problemas económicos y detrás los problemas sociales que acarrea. Lo peor de todo es que continuará así la vida económica y social, con sus vaivenes de mejoras y empeoramientos,  mientras que el río que es la economía siga arrastrando lodo, mientras la política trata de poner diques a la riada, para contener o minimizar mejor dicho, sus efectos devastadores, pero no embalses que la almacene y la amaine, que utilize su fuerza para generar nueva economía y riqueza, que “sin querer” emane nuevo bienestar social.

La prueba infalible y sencilla es el PIB. Sorprendemente en los últimos 8 años el PIB ha caído en términos absolutos, a pesar del último crecimiento en 2014 y los cambios metodológicos en la contabilización que “dopa” el PIB para tapar la inoperancia política. Aún así los datos son desoladores en materia de PIB servidos en bandeja de “plata” por el INE:

2007 PIB 1.080.807 millones de euros

2014 PIB 1.058.469 millones de euros

El algodón no engaña !!!. Caída del PIB en las dos últimas legislaturas en 21.861 millones de euros, un 2 % del PIB. ¿están sobre-valorados los sueldos y prebendas políticas?. La respuesta es meridiana y clara. La política se mueve al albor de la economía….sobre-valorados.

La deuda pública ha pasado en menos de una década de niveles inferiores al 50% sobre el PIB a más del 100% del PIB y subiendo. el 20% de la deuda pública del Estado tiene su origen en las Comunidades autónomas.

La suntuosidad de la política en sueldos y privilegios sobre-valorados, se pueden observar en el congreso, por la “prolija” relación de complementos por cargos dentro del congreso y partidos, indemnizaciones por doquier por cualquier “contingencia” como vivir “desamparados” fuera de casa, dietas por viajes, asignaciones a grupos parlamentarios desorbitadas, extras como taxis y telecomunicaciones. Los propios diputados necesitan asistentes para trabajar, lo cual nos dice claramente y de manera indirecta que están sobre-valorados, puesto que son incapaces de hacer su trabajo autónomamente. Pero sí se oye con contumacia que en el sector privado ganarían más, un humor gráfico de la política española. En el sector privado no se alcanza esa remuneración inoperante. Hay casi tantos asistentes como diputados (205 asistentes y 350 diputados). Como diría el “fumi” esto sí que es “vivir a cuerpo de rey” a costa de las arcas públicas. Los 350 diputados “de dudosa utilidad” ha costado a las arcas públicas 27 millones de euros en 2015, con lo que una legislatura, sin contar el coste de mantenimiento del congreso ni las asignaciones a grupos parlamentarios, nos ha costado 108 millones de euros (3 euros por cada españolito de a píe).

Un pequeño “güiño” a los ciudadanos es la supresión de “ciertas prebendas” a ex-diputados del congreso y senado recogido en la reforma del Reglamento de pensiones parlamentarias y otras prestaciones económicas” en su reforma del 2011. Todos estos beneficios sociales a parlamentarios entraron en vigor en la IX legislatura y benefician también a los que hayan sido “agraciados” con ser parlamentarios en la X legislatura.

Quedan derogados los artículos 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 10 y 15, así como la disposición adicional tercera del Reglamento de pensiones parlamentarias y otras prestaciones económicas a favor de los ex-parlamentarios, sin perjuicio de lo establecido en las disposiciones transitorias”.

Pero tampoco hay que pasarse con la generosidad parlamentaria, por esto se establece una “excepción derogatoria” en la disposición transitoria a esta pensión parlamentaria, que más adelante se explica.

“Quienes tuvieran ya reconocido el complemento de la pensión prevista en los artículos 1 a 6 que ahora se derogan, así como quienes el día de la constitución del Congreso de los Diputados y del Senado de la X Legislatura hubieren devengado el derecho a la percepción de aquel complemento, de acuerdo con los requisitos contemplados en el artículo 2 que es objeto de derogación, podrán continuar percibiéndolo o tendrán el derecho a su reconocimiento y percepción en las cuantías vigentes en el momento en que alcancen la jubilación en los términos de dicho precepto”.

las prebendas de diputados y senadores

Estas pensiones consisten en consolidar una pensión máxima si han sido parlamentarios (congreso o senado) durante al menos 7 años. Deben jubilarse para obtener la pensión parlamentaria a los 65 años o a los 60 años si han cotizado 40 años. En los tiempos que corren este caso es “inverosímil” con el trabajo volátil que caracteriza el mundo actual. El congreso le sufraga la diferencia entre la pensión a la que tiene derecho por su vida laboral (inferior a la máxima) y la pensión máxima. Los porcentajes de esta diferencia abonada por el congreso oscila según la antigüedad del parlamentario:

Los porcentajes a que se refiere el apartado 1 son los siguientes:

a) De siete a nueve años de mandato, el 80 por ciento.

b) Por más de nueve años y hasta once años de mandato, el 90 por ciento.

c) Por más de once años de mandato, el 100 por ciento.

En caso de que el ex-parlamentario acceda a la jubilación parcial, la cuantía de la pensión parlamentaria será proporcional a la reducción de su actividad.

Un parlamentario que no tenga actividad o patrimonio en el momento de la jubilación, tras ser diputado tiene derecho a una indemnización del 60% de su sueldo como parlamentario, tras recibir previamente una “indemnización por transición a la vida civil que cada año fija el congreso”, hasta que alcance el periodo mínimo de cotización para cobrar una pensión. Además si el cese de parlamentario es anterior a la jubilación son mantenidos de alta en la seguridad social por el congreso o senado.

Además los diputados y senadores tienen derecho a un plan de pensiones con cargo al congreso, que aporta al partícipe (diputado/senador) el equivalente al 10% de su sueldo anual.

Mi plan de choque contra la pobreza extrema, en su fase más embrionaria, 6,5 millones de euros. Esto deja “desnuda” en su in-operancia a la política, incapacitada de tomar medidas innovadoras, lejos de la burocracia a menudo contradictoria de leyes que se dedican a aprobar……como el techo de gasto que luego no se aplica a la deuda pública que sigue con “chulería” creciendo sostenidamente, como techo de gasto que luego no se aplica al déficit tarifario y que se sufraga vía presupuestos, como techo de gasto que luego no se aplica al proyecto castor y sus indemnizaciones, como techo de gasto que luego no se aplica a rescates financieros multimillonarios, como techo de gasto que no se aplica a sobre-costes de adjudicaciones que de manera eficiente se realizarían por 1/3 del coste al cual se adjudican.

Hay que constatar una evidencia: estas contradicciones de la política demuestran su in-operancia y su sobre-valoración económica y social. 

Para terminar os adjunto la remuneración parlamentaria autonómica, un ejemplo el de La Rioja (en la legislatura anterior): siendo de los más austeros de España, no deja ser el “menos ostentoso” de entre “sus hermanos”. Un dato que resume el despilfarro es el siguiente: en 2014 los 1.218 parlamentarios autonómicos supusieron 79 millones de euros de gasto. Vuelvo a poner de ejemplo mi plan de 6,5 millones de euros que mejora la vida de 9.000 personas. Un choque que “contrasta”.

Un dato impactante es el coste global de un parlamento. En “la coctelera” además de los gastos de personal, se incluyen gastos como bienes y servicios, infraestructuras. Lo que diríamos coloquialmente como ¿cuánto cuesta abrir la puerta de un parlamento autonómico?. La respuesta: el de La Rioja 4.338.727 euros. Los ingresos del parlamento son testimoniales 27.428 euros. El “coste neto” del Parlamento financiado con los presupuestos de la comunidad es de 4.311.299 euros. Todo lo podéis ver sin trampa ni cartón, en los enlaces que adjunto debajo.

Los parlamentos autonómicos: un ejemplo

El coste de un parlamento autonómico

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s