Una reflexión sobre los mercados financieros y lo diminuto de la existencia humana


http://www.canariasahora.es/opinion/8169/.

 

Es un artículo que habla de los paraísos fiscales y la desregulación internacional.

Los párrafos más interesantes:

– En las finanzas y en la práctica diaria global, existe una absoluta desregulación. Aún así y por si pudiera aparecer un pizquito de legalidad, ahí están los Paraísos Fiscales más robustos y pimpantes que al inicio de la crisis, para solucionar y blanquear cualquier problema.

-Esa desregulación global tiene su origen en que los legisladores tienen dimensión estatal y sus leyes no tienen vigencia fuera de sus fronteras. En otras palabras, el Neocapitalismo ha conseguido impedir la existencia de un legislador global. Por eso, las llamadas que hacen algunos para defender la famosa soberanía nacional, demuestran simplemente que no saben cómo están las cosas.

-si el PIB mundial se estima en unos 55 billones de euros, el valor de los activos financieros derivados (una suerte de dinero bancario evanescente pero de ineludible poder), se estima que puede llegar a los 1.100 billones de euros ¡nada menos que 20 veces más! Es decir, si se trata de poner liquidez encima de la mesa, la capacidad actual de los Estados (recordemos que han forzado a que todos los Bancos Centrales tengan plena autonomía de los gobiernos), es ridícula comparada con la que pueden montar los dichosos mercados. 

El segundo dato relevante es que, de todos los intercambios que cada día se realizan en los mercados mundiales apenas un 5% tienen contrapartida real, es decir que suponen movimientos financieros para comprar o vender mercancías y servicios. Por tanto, del orden del 95% de todos los movimientos son estrictamente intercambios de activos financieros por activos financieros (cambio de divisas, acciones por futuros, derivados por dinero, compra de preferentes, permutas de seguros…). Hay un comentario generalizado y es que “la imaginación humana que tiene una fertilidad infinita, donde ha llegado a su clímax es en la ingeniería financiera”. Pues bien, como sabemos de sobra y es fácil de entender, cuando los intercambios son de ese tipo solo pueden responder a movimientos y motivos especulativos

Ya hemos hablado en este blog de cómo los mercados financieros y los derivados fuman la economía, el artículo lo cuantifica de manera alarmante. Una vorágine imparable por los Estados. Si lo quereis leer completo os he adjuntado el enlace. Disfrutad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s