La casa de sus sueños: Un paraiso fiscal para vivir


Alguna vez ha pensado cómo sería su casa ideal, y habrá pensado que nos cueste lo mínimo posible, y que sea bonita, espaciosa, luminosa…..un paraíso idílico, donde transcurrir nuestra vida. Esa debe ser la opinión de las empresas,que “residen” en paraísos fiscales, que sea al menor coste posible, el alojamiento de su nueva “vivienda” y que nos dé cobijo. Y es que el lugar dónde decidir instalarnos, parece ser algo trivial, más allá de la habitabilidad , una zona de residencia con servicios, y un parque para pasear cercano pero es una decisión trascendente.

A las personas físicas no se les aplica el principio de territorialidad, sino el de nacionalidad, o país (selección a la que anima en términos futbolísticos).  Y por eso las “exigencias” para las personas que viven en paraísos fiscales son mayores.

Porque residir en un paraíso fiscal, implica atenerse a la tributación en origen de las rentas que llegan al país paraíso fiscal (principio de territorialidad) , sin tener en cuenta su país de obtención ni cómo han llegado a cuentas de paraisos fiscales. Ver artículo : una sencilla reforma fiscal de la UE: la tributación en destino. Es válido a priori (si no hay fines elusorios para sociedades, pero no para personas físicas).

Y cuándo esto ocurre, los países exigen a personas físicas, demostrar que su residencia fiscal, es su domicilio durante al menos 183 días para no aplicarles el régimen de transparencia fiscal y evitar así fines elusorios. Famosos casos han ocurrido en España con deportistas, cuyo domicilio real era España pero fiscalmente su residencia fiscal ha sido países paraísos fiscales. Y aún demostrando que su residencia fiscal es su domicilio real, la transparencia fiscal nos dice que entra en vigor la tributación fiscal en el paraíso fiscal a los cinco años de demostrada su residencia real y efectiva en el país paraíso fiscal. Con lo cual los cinco primeros años de un español que resida en Bahamas por ejemplo, puede tributar toda su renta en España si se considera evasión impositiva,  el hecho de trasladarse a vivir efectivamente a Bahamas ,porque sea un loco del windsurf. La obligación de tributación bajo este régimen de trasparencia , hace que tribute bajo el criterio de nacionalidad y obligación personal por todas sus rentas (español residencia habitual se entiende España y tributa por todas sus rentas internas y externas en su país España :las rentas generadas en España, Bahamas o en cualquier otro país.

Los países paraísos fiscales, priman el criterio de territorialidad, de tal manera que las sociedades creadas en Gibraltar tributarán por las rentas derivadas a sociedades del paraíso fiscal, ni tan siquieran las personas tienen que tener domicilio, sólo con ser residente a todos los efectos legales es suficiente.

En la filosofía anglosajona no se asimila residencia fiscal con el hecho de tener su domicilio social allí (por ejemplo una sociedad residente en Gibraltar a todos los efectos y domicilio en España se puede beneficiar de los beneficios fiscales “anglosajones” por las operaciones realizadas en Gibraltar). Las operaciones  y rentas generadas en España de esta empresa con domicilio social en España pero sede en Gibraltar, sí que tributarían en España.

Por eso tributar en destino se hace necesario, independiente de que el país sea un paraíso fiscal o no (ver nuevamente el post de una sencilla reforma fiscal de la UE: la tributación en destino). En la práctica, la tributación en destino que propongo, no deja de ser la aplicación efectiva del principio de nacionalidad (las empresas españolas tributan todas sus rentas internas y externas en el país de destino que es España) y no serían necesarios Convenios de doble imposición internacional.

En sociedades creadas en paraísos fiscales, aplicar el criterio de 5 años de transición de residencia fiscal efectiva al paraíso fiscal, descrito para personas físicas, es difícil de trasladar a empresas  (personas jurídicas), puesto que los accionistas son múltiples y a menudos son otras personas jurídicas , que no tienen un domicilio de “carne y hueso”, una vivienda habitual aunque sí tienen domicilio social. Pero una adaptación transitoria a sociedades de este plazo de 5 años vigente para personas físicas, hasta la implantación de la tributación en destino, sí sería posible: la adaptación transitoria sería: tributar a % en el país de que es nacional cada socio por los beneficios empresariales, por trasparencia fiscal internacional, y evitar la tributación de la sociedad en el paraíso fiscal , según su domicilio fiscal de la matriz en la práctica residencia fiscal de la matriz.

La inexistencia de convenios de doble imposición internacional, hace más opaces estas operaciones en paraísos fiscales.

Anuncios

4 comentarios en “La casa de sus sueños: Un paraiso fiscal para vivir

  1. Hola, leyendo este articulo y la ley me surge una duda que quizas pueda resolverme. Soy español residente en Irlanda, si me marchase a trabajar a un pais considerado comomparaiso fiscal por España, deberia tributar en España o se aplicaria la legislacion Irlandesa. Gracias!

    Me gusta

    1. Buenos días Juan,

      Si eres residente irlandés deberías tributar en IRLANDA si dispone de la misma legislación de transparencia fiscal que España, y el mismo concepto de residencia. En España es residente aquel que vive y/o trabaja más de 180 días. Si no se cumple este requisito se considera no residente, salvo diplomáticos de España. Si no has tributado tus rendimientos del trabajo en España, puesto que no eres residente, entonces la legislación irlandesa te dará la respuesta si tributas o no en un paraíso fiscal y posteriormente se liquida en IRLANDA por transparencia fiscal el resto de impuestos no pagados por ser territorio por baja tributación. En principio IRLANDA no es paraíso fiscal dentro de la UE, y entonces la nacionalidad no afectaría a la tributación, ya que a todos los efectos eres residente irlandés. La falta de homogeneidad fiscal en Europa provoca estas situaciones. No obstante la lucha contra paraísos fiscales va “armonizándose” en Europa.

      Me gusta

      1. Muchas gracias por la respuesta!

        Y si IRLANDA no me requiriese tributar por el trabajo en el paraiso fiscal (cambiando mi residencia fiscal a este), deberia tributar entonces en España?

        Me gusta

      2. Sigues siendo residente fiscal irlandés y no has obtenido ninguna renta en España (eso parece por lo que me indicas). En España sólo tributarías como no residente ya que no vives en España por todas las rentas (las obtenidas en IRLANDA, o fuera de IRLANDA, sea o no paraíso fiscal y siempre que hayas obtenido algún ingreso en España).

        Si quisieras tributar en España, tendrías problemas con la Hacienda irlandesa me imagino, porque querrá que tributes allí (según la normativa de transparencia fiscal irlandesa), las rentas obtenidas en el paraíso fiscal, como residente que eres como hasta ahora. Irlanda no es paraíso fiscal dentro de la UE, y en principio en España no tendrías nada que tributar, salvo que tú optes a hacerlo como no residente (pero en tu caso pienso que no puedes, puesto que no hay rentas en España). Entiendo que todo esto es correcto pero deberías consultar todo esto con la hacienda irlandesa y en su caso con la española (aunque pienso que en España no tributas de ninguna manera).

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s