La Eurocopa 2012: y si la ganamos qué?


Hoy he pensado en trabajar con el deporte, una de mis aficiones, y paralelamente me he imbuido del procedimiento fiscal que conlleva la Eurocopa. Si ganamos la Eurocopa, las primas futbolísticas no pueden más que tributar como rendimientos de trabajo en IRPF (aunque fueran conseguidas en el extranjero, no superarían el umbral para considerarlas impuesto de renta de no residentes, siendo el domicilio fiscal > 183 días al año España, y por lo tanto residentes en España de pleno derecho).

Dificilmente, se podría justificar que la Federación lo abonara en sociedades mercantiles de jugadores para que tributase en IS). En cualquier caso por transparencia fiscal acabarían pagando en IRPF, lo que se tributara como sociedad), claramente sería un rendimiento de trabajo y por ello acabarían tributando como tal.

La tributación en origen (os acordais?,ver mi post , una sencilla reforma fiscal de la UE: la tributación en destino) ya le dio algún “problema de imagen” a la federación, puesto que tributaron muy por debajo del 43% de IRPF español, en el IS homónimo sudafricano a través de una sociedad radicada allí en Sudáfrica). Un tipo de gravamen similar el sudafricano, al tipo de IRNR vigente (24%) en España, antes de la modificación legislativa del 2010 (que lo transformó en el 43% para rentas superiores a 600.000 euros) , y que permite optar a tributar por IRNR o IRPF, a deportistas que obtengan sus ingresos en España y sean de nacionalidad extranjera y residentes (>183 días en el territorio nacional).

Los derechos de imagen de los jugadores de la selección en actividades de publicidad y markéting, sponsor de la federación, sí pueden ser gestionados por sociedades a las que los jugadores ceden su imagen, y por ello pueden tributar al tipo fijo del 30% vigente en el IS.Son las famosas sociedades de gestión de derechos de imagen.

La discusión sobre esta renta “camuflada” en la sociedad es, si se puede considerar rendimientos de capital mobiliario o no ésta remuneración de la imagen , a pesar de la existencia de una sociedad “interpuesta” entre el pagador: la federación, y el beneficiario: el jugador,  y por lo tanto “obligarle” a tributar por IRPF , a través del mecanismo de imputación de la renta desde la sociedad al IRPF del jugador (tributarlo de igual manera a que si se considerase Rendimiento de trabajo al % máximo del 43% en IRPF, ya que iría el Rendimiento de capital mobiliario en la base imponible general).

La respuesta a este dilema es dual:

Si la remuneración de la imagen supone>15% de los ingresos totales a cuenta de la federación, en este caso podríamos aplicarle esta imputación de rentas de la sociedad a la persona física (a modo de atribución de rentas como ya se hace en IRPF con sociedades civiles, comunidad de bienes y herencias yacentes), pero con la particularidad que se le asigna todo al jugador y no al resto de socios “ficticios”, para evitar la reducción de progresividad.

Si la remuneración de la imagen, supone un % inferior al 15%, a la renta total percibida de la Federación, la sociedad podría tributar los ingresos por IS) y luego incluirla en IRPF como RCM en caso de reparto de dividendos en primer lugar y deducirnos por doble imposición de dividendos en segundo lugar.

La sociedad una vez cancelada tributaría por el valor de liquidación (para evitar “reinversiones excesivas” de beneficios en la sociedad y nulo reparto de dividendos) en IRPF como ganancia patrimonial (al mismo % en la actualidad que si se hubiesen repartido dividendos en la base imponible del ahorro).

,

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s