unos querubines en la isla barataria


Ayer oí una noticia que me hizo pensar en tiempos lejanos, pero no tanto:una decada, cuando entramos en el euro. Decía la noticia, que en un pueblo gallego fronterizo con Portugal se había recuperado la peseta para las transacciones “locales”. Y he pensado en la isla Barataria, aquella que Sancho Panza confabuló en su imaginación con D. Quijote de la Mancha, y he creado para esta isla ficticia su equivalente en moneda ficticia, unos querubines por favor, que deben su valor a la creencia de que la tinta impresa en el rectángulo del papel, refleja el valor real del “querubín”, en Europa los euros. Quiero por lo tanto, resaltar el valor fiduciario (fé o creencia ) de que el valor del papel es el que pone el papel, y no el valor físico del papel. Los querubines, podemos ponerlos en marcha en nuestra isla Barataria particular, a saber nuestra comunidad de vecinos, nuestra familia, en las tiendas del barrio, como ya ocurre en internet, existen formas de pago alternativas al dinero fiduciario. Y si emitimos mucha moneda (masa monetaria M1) ayudamos a hacer crecer la economía de nuestra isla Barataria, es lo que ha ocurrido en las épocas de crecimiento económico, y siempre la moneda, es un aliado cómplice para que la prosperidad del crecimiento venga a nosotros.

La monetización de los deficit, tratan de inyectar nueva liquidez en forma de más masa monetaria (M1) , más querubines en definitiva, cuando la economía está hibernando, aletargada. Nuestra isla Barataria para terminar de ser una organización económica, necesita de la mano invisible de los precios, para que la demanda se ponga de acuerdo con la oferta, pero sin caer en la trampa de la liquidez, y eso suponga una ilusión monetaria de incrementos desproporcionados de precios e inversiones insostenibles en el L/P, que suele acompañar, una política expansiva de querubines , por ejemplo con la técnica de emisión de nuevos billetes a cambio de la titulación en favor del banco emisor que “compra el pack deficit 2011”, es decir la monetización de deficits, técnica de empaquetamiento, por cierto similar al origen de la “crisis subprime” . Sin embargo los fines son bien distintos y la sostenibilidad de los pagos por la administración de esta venta de deficits públicos es bastante más alta. Que se haga ,espero no suponga inflación que menguen aún más, las reservas de depositos de la economía y no acabe por agotar los querubines.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s