privilegios fiscales=desigualdades en época de crisis


En España, sabemos existen CC.AA que por amparo constitucional, tienen reconocida competencia en materia de ingresos fiscales por razón de unos fueros (Navarra y Pais Vasco), y en época de crisis “esa capacidad recaudatoria” que pertenece al Estado, les coloca en posición beneficiosa para afrontar las crisis económicas puesto que facilita la planificación de sus cuentas al son que marca su PIB y la evolución que se desprende en IRPF ,IS y en IVA (recaudación parcial en estas comunidades para algunas empresas que no superen la facturación fijada por ley) así como en impuestos especiales.

Este privilegio, no es generalizable al resto del Estado puesto que la constitución no lo ampara, y el resto de CC.AA dependen de la asignación presupuestaria por el modelo de financiación de turno vigente, y de la financiación que se haga con la cesión de competencias del Estado en forma de transferencias, tengan o no vinculación al origen tributario de los fondos a distribuir. Una limitación seria en época de crisis. A cambio, estas comunidades con estos privilegios fiscales deben hacer una aportación al Estado, por los servicios del Estado en estas comunidades que financie el Estado, y  al fondo de compensación territorial,conocido como convenio o cupo con el Estado. La normativa navarra, que desarrolla la disposición adicional primera de la constitución, es la Ley 28/1990, de 26 dediciembre, por la que se aprueba el Convenio Económico entre el Estado y la Comunidad Foral de Navarra modificada por la Ley 48/2007, de 19 de diciembre.Equivalente sería la normativa fiscal de las diputaciones provinciales vascas, que reciben estas competencias tributarias en el caso del P. Vasco.

En época de crisis, los ingresos tributarios de estas comunidades forales, se acompasan con la evolución del PIB y en cambio para el resto de comunidades las labores de previsión son más dificiles puesto que se gestiona un sistema de anticipo de los impuestos por parte del Estado que a final de año se liquidarán definitivamente resultando negativas o positivas. Este procedimiento de anticipos y liquidaciones se lo ahorran estas comunidades forales, y sólo se limitan a ingresar al Estado su aportación calculada con los criterios fijados en la ley. Y llegamos a la generación de desigualdades, puesto que los ingresos tributarios difieren de lo recaudado en cada comunidad. El sistema de financiación autonómico, será la clave para reducir o acrecentar estos efectos perniciosos en el régimen general.En la práctica el 90% de los ingresos autonómicos proceden del sistema de financiación del régimen general, para las CC.AA en régimen general pero con una dimensión diferente, que la que tendría cada CC.AA si recibiesen más del 50% por ejemplo de IRPf  o IVA por ejemplo.

El uso desleal de estas competencias extras, pueden generar otro tipo de desigualdades que todos hemos conocido como vacaciones fiscales para deslocalizar empresas a estos territorios. La lealtad y cooperación institucional que fijan las leyes son el cortafuego para evitar el uso perverso de las competencias fiscales forales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s