Los partidos políticos:época de elecciones


Nos acercamos a unas elecciones y he pensado escribir sobre ellos y su “utilidad pública” como organizaciones con funciones constitucionales. Así lo indica los PGE, que asigna cada año una partida a todas las instituciones constitucionales, y entre ellas los partidos políticos que representan el espíritu de la democracia. La ley 8/2007 regula su régimen de financiación, que podeis adivinar detalla como fuente de financiación subvenciones del sector público. El sistema es proporcional al número de escaños obtenidos y reciben dinero por ello, para realizar sus funciones parlamentarias y  también para seguridad, y otras dos partidas se reparten por número total de votos.A nivel regional se representa a pequeña escala el mismo mecanismo.

La segunda fuente de financiación de los partidos, son las cuotas de afiliados y donaciones recibidas (sólo la palabra donación, da pie a especulaciones y cada uno interprete el uso que particulares y empresas hagan al realizarlas). Estas donaciones no pueden ser anónimas, y por cuantía inferior a 100000 euros por cabeza. Además las donaciones al amparo de la ley, pueden ser deducibles de la cuota a pagar, para el donante en sus declaraciones individuales como empresas o particulares.Fuente inagotable de noticias este tema a lo largo de la democracia.

Lo más desconocido para los ciudadanos, es que los partidos políticos deben presentar impuesto de sociedades, ¿lo harán?, creo que no recuerdo noticia alguna al respecto. Hay que decir que las principales fuentes de financiación de los partidos (subvenciones y donaciones al amparo de la ley) están exentas.Deben tributar como lo hacen las Pymes en España por término general al 25% por las rentas no exentas . Si no lo cumplieran, podríamos “los ciudadanos” ilegalizarlos simbólicamente con nuestros votos.

Si el sistema premia la concentración de votos, puede ocurrir, que partidos con votos concentrados en unas provincias, tengan más dimensión que la mayoría de partidos (como de hecho ocurre) y por lo tanto “se crean” más representados, aunque tengan en términos totales menos votos. El reparto por número total de votos es más equitativo, puesto que la ley electoral no lo es, y de esta manera se reducirían las desigualdades económicas, y no el reparto financiero por número de escaños. La circunscripción única nacional, reflejaría mejor el reparto real de votos y las circunscripciones provinciales desaparecerían. Sólo debería votarse por provincias para el Senado. En Europa , votamos por circunscripciones provinciales para los representantes europeos en el Parlamento Europeo?.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s